Ideas para fotos de las damas de honor

En ocasiones es difícil conseguir originales ideas para fotos de las damas de honor, por eso hoy te traigo algunas.

Accesorios originales

Cada vez es más habitual incluir un photocall en las bodas, así que ¿por qué no te animas a poner una en el evento? Conseguir accesorios divertidos como bigotes, gafas, sombreros y pelucas conseguirán hilarantes fotos con todos tus invitados, pero aquella con las damas de honor tiene que ser más especial, por lo que selecciona accesorios únicos para ellas.

Durante la preparación

Esta foto es un clásico, pero siempre puedes darle un toque único. Si es una foto de grupo en la que saldrán posando,  utilizad algún elemento personalizado como pijamas, camisetas, diademas, etc. Con este tipo de imágenes mostrarás la emoción antes de la ceremonia.

Chicas en la playa

Si eres lo suficientemente afortunada para casarte en la playa o lo suficientemente cerca de ella, asegúrate de aprovechar esta oportunidad  y hacer una foto increíble en este bello entorno. Este tipo de imágenes funcionan muy bien al atardecer, ya que la iluminación será más favorecedora.

Él es el indicado

Otra de las ideas para fotos de las damas de honor es hacer una instantánea junto al novio. Puede que no sea lo más tradicional, pero es una foto preciosa que guardarás con mucho cariño el resto de tu vida. Esto es particularmente importante si tu partido nupcial incluye a miembros de la familia del novio, como hermanas o primas.

Globos y más globos

Este tipo de fotografías son un 2 en 1, por una parte, las damas de honor pueden mover sus vestidos bonitos para crear movimiento, mientras que los grandes globos harán de la fotografía algo extravagante.

Espero que estas ideas para fotos de las damas de honor te hayan sido de gran utilidad, no te pierdas los próximos post para más consejos y trucos.

Ahorra en la compra de tu cámara

El año 2016 dio la bienvenida a un aluvión de nuevas cámaras equipadas con grabación de vídeo 4K, y ahora casi todos los principales fabricantes de cámaras han puesto en marcha el rodaje en algunas de sus líneas.

Esta tecnología se ha extendido con éxito en todas las marcas y están ya al alcance de cualquiera. Por lo tanto, si no tienes mucho dinero para gastar es muy probable que puedas permitirte una cámara con la tecnología a bordo.

El hecho de que dos cámaras tengan 4K de grabación no significa que son iguales. El uso de diferentes sensores y diferentes métodos de captura, junto con las variaciones en las posibilidades de salida, significa dos 4K cámaras pueden comportarse de manera muy diferente.

Incluso algo tan simple como si la cámara utiliza todo el ancho del sensor o aplica un factor de recorte es vital tenerlo en cuenta, ya que esto tiene un efecto significativo en su ángulo de visión efectivo. Y todo lo anterior es, antes incluso de considerar las características de apoyo tales como tomas de auriculares, con un pico de enfoque, Patrón Zebra y perfiles de registro.

Para simplificar las cosas, hemos redondeado lo que creemos que son los las mejores cámaras 4k en el mercado en este momento.

1. Panasonic Lumix GH5

La Lumix GH5 es un caballo de batalla 4K característica.

Tipo: sin espejo | Tamaño del sensor: Micro Cuatro Tercios | Resolución: 20.3MP | Lente: Micro Cuatro Tercios | Visor: visor electrónico | Monitor: pantalla de ángulo variable de 3,2 pulgadas, 1.620.000 puntos | Máxima velocidad de disparo continuo: 12fps | Películas: 4K | Nivel de usuario: Experto

Es difícil saber por dónde empezar con la GH5. En lugar de utilizar un área recortada del sensor cuando se dispara 4K como fue el caso con el GH4, la GH5 utiliza toda la anchura de la viruta y a continuación, disminuye la resolución de las imágenes en la cámara. Esto también significa que la estructura no se recortará, y usted será capaz de utilizar sus lentes como si estuviera disparando imágenes fijas. Actualmente la Lumix GH5 permite tomar imágenes de cine 4K (4096 x 2160) a 60p con una velocidad de transmisión de 150 Mbps, mientras que el vídeo Full HD es, obviamente, también posible, hasta un 180p muy impresionante. Eso no es todo, ya que la GH5 ofrece submuestreo de color en 4: 2: 2 y una profundidad de color de 10 bits, ofreciendo una mayor información de color y graduaciones más ricos. El GH5 también ofrece salida en vivo a los grabadores externos tales como Apple ProRes a través de HDMI, así como la grabación interna simultánea. Eso es ciertamente una especificación completa de vídeo, pero Panasonic también tiene previsto introducir una serie de actualizaciones de firmware en los próximos meses para reforzar las capacidades de grabación de la GH5 aún más.

2. Sony Alpha II A7S

Excelente material de archivo, gran rango dinámico y un tamaño compacto – ¿lo que no me gusta?

Tipo: sin espejo | Tamaño del sensor: CMOS de cuadro completo | Resolución: 12.2MP | Lente: montura Sony E | Monitor: pantalla de 3.0 pulgadas de inclinación, 1.228.800 puntos | Visor: visor electrónico | Máxima velocidad de disparo continuo: 5 fps | Películas: 4K | Nivel de usuario: Experto

En el momento de la revisión de la A7S II nos dijo que era la mejor cámara de fotos y video de disparo disponibles y, aunque mucho ha cambiado en el mercado todavía calculo que es una opción atractiva para el autor del video. Uno de sus principales puntos de venta en el lanzamiento – grabación interno de imágenes 4K – ya ha ido acompañado de muchos otros, pero es el número de píxeles de su modesto sensor que lo divide de sus rivales. Encontramos su rango dinámico a ser muy alta, y consistentemente mejor que los rivales a sensibilidades más altas, mientras que el ruido también se demostró que era más baja que las cámaras con los chips más pobladas. También tiene la ventaja de utilizar todo el ancho del sensor para la grabación de vídeo, y de ser capaz de grabar en la tarjeta de memoria mientras se emite 4: 2: 2 imágenes a un grabador de HDMI, pero demuestra ser capaz de alambiques de tiro también. El enfoque automático es generalmente rápido y una función de estabilización de imagen es una gran ventaja, mientras que el cuerpo es más resistente que la de su predecesor también. En general, aunque puede que no sea el modelo más reciente, sus especificaciones de los sensores y de vídeo le dan un puñado de ventajas sobre sus rivales.

3. Canon XC10

Y ahora algo completamente diferente

Tipo: híbrido | Tamaño del sensor: 1 pulgadas CMOS | Resolución: 12MP | Lente: 24.1-241mm | Monitor: 3 pulgadas de pantalla táctil, 1.03million puntos | Visor: Ninguno (lupa proporciona) | Máxima velocidad de disparo continuo: 3.8fps | Películas: 4K | Nivel de usuario: Experto

El XC10 es quizás el modelo más convencional en esta lista, pero es una alternativa viable a otros modelos de la compañía, más caros, Cine EOS. Diseñado para el vídeo, pero con imágenes fijas de alta calidad en cuenta también, el modelo de mezcla una 12MP sensor CMOS de 1 pulgada con una lente de imagen estabilizada 24.1-241mm, y los paquetes en un cuerpo relativamente compacto cuyo agarre ajustable proporciona una excelente flexibilidad. En él se reproducen imágenes 4K UHD en 8-bits 4: 2: 2 imágenes internamente, y se puede recurrir a la opción Canon Log para capturar hasta 12 EV paradas de rango dinámico. También se obtiene incorporado en el filtro ND, una salida HDMI limpia y se centran en horas pico, y Canon hasta tira en una lupa para que pueda utilizar la pantalla táctil LCD posterior al igual que un visor electrónico. Con un sensor más pequeño que las opciones más tradicionales, y en un punto similar de precio, no puede ser la mejor opción para tomas con poca luz, pero si tenemos en cuenta el objetivo zoom, factor de forma y relación calidad-precio, anota muchos puntos.

4. Olympus OM-D E-M1 Mark II

De alta gama modelo OM-D impresiona a través de imágenes fijas y de vídeo por igual.

Tipo: sin espejo | Tamaño del sensor: Micro Cuatro Tercios | Resolución: 20.4MP | Lente: Micro Cuatro Tercios | Monitor: pantalla multi-ángulo de 3,0 pulgadas, 1.037.000 puntos | Visor: visor electrónico | Máxima velocidad de disparo continuo: 60fps | Películas: 4K | Nivel de usuario: Experto

“La mejor cámara Micro Cuatro Tercios,” lo que llegamos a la conclusión de nuestro tiempo a probar la Olympus OM-D E-M1 Mark II, y el vídeo es un área donde Olympus ha realizado mejoras significativas con respecto a los modelos anteriores. No sólo se puede conseguir 4K captura en ambos DCI y UHD, también puede obtener la salida limpia a través de HDMI a 4: 2: 2, un puerto de auriculares para monitorización de audio y los beneficios del sistema AF híbrido rápido de Olympus, que trabaja en conjunto con el Pantalla táctil para la selección de sujetos aún más fácil. Ya sea fotografiar imágenes fijas o videos, también puede obtener uno de los sistemas de estabilización de imagen más eficaz que hasta ahora hemos visto. Otras razones por las que la cámara se alejó con un total de cinco estrellas es que incluyen su excelente clima-sellado, EVF realista, y la capacidad de disparar a 18 fps con AF continuo y el seguimiento de AE. Aquellos que quieren conseguir fácilmente una profundidad de campo muy baja puede no preferir el sensor micro cuatro tercios más pequeña frente a las ofertas de mayor sensor, pero con la lente y la técnica correcta todavía se puede aislar a los sujetos de su entorno en una cámara de este tipo sin molestarse. En cualquier caso, mientras que Panasonic puede haber tenido un buen comienzo con el vídeo, el OM-D E-M1 Mark II sin duda establece el listón muy alto para un buque insignia de la cámara Micro Cuatro Tercios.

Espero que os haya gustado esta selección de las 4 mejores cámaras de foto y vídeo digitales.

¿Cómo conseguir buenas fotos en movimiento?

El Modo de Enfoque por Defecto: AI One Shot

En la mayoría de las cámaras tenemos que presionar el botón de disparo hasta la mitad para poder enfocar. A partir de ahí, si queremos re encuadrar conservando el enfoque tendremos que mantener el botón presionado. Si lo soltamos perderemos el enfoque y tendremos que volver a pulsar. Cuando queramos hacer la foto terminaremos de presionar el botón hasta el fondo.

Esto es así cuando tenemos configurado el modo de enfoque AI One Shot (AF-S). Este modo mantiene el enfoque una vez hemos enfocado nuestro sujeto, y no lo varía aunque sigamos pulsando el botón.

Sin embargo, este modo no es útil cuando lo que queremos enfocar está en movimiento continuo, puesto que tendríamos que estar pulsando cada vez, y sería difícil tenerlo enfocado justo en el momento preciso, por lo que para ello es necesario configurar el modo de enfoque en modo AI Servo.

Con el modo AI Servo la cámara tratará de mantener enfocado nuestro sujeto mientras mantengamos pulsado el botón de enfoque.

Una de las cosas a tener en cuenta cuando utilizamos este modo es que ya no hay confirmación de enfoque por parte de la cámara, es decir, ni pitará (en el caso de tener activado el ‘beep’ ) ni se quedará fija la luz de enfoque.

Lo habitual cuando se utiliza el modo AI Servo es configurar el modo ráfaga, ya que vamos a realizar varios disparos con el fin de obtener distintas fotografías de nuestro sujeto bien enfocado. De esta manera, cuando editemos podremos elegir cual de todas nos gusta más.

Este modo de enfoque se suele utilizar mucho sobre en todo en fotografía deportiva y fotografía de fauna, donde la acción sucede muy rápida.

Normalmente, cuando realizamos este tipo de fotografía, queremos obtener una fotografía muy nítida con nuestro sujeto totalmente congelado, por lo que necesitamos utilizar velocidades de obturación muy rápidas. De ahí, que las especificaciones que más se suelen mirar son el número de fotografías que se puede realizar en el modo ráfaga, y la máxima velocidad de obturación.

Sin embargo, hay ocasiones, ya sea por motivos artísticos o por falta de luz, en las que las velocidades de obturación utilizadas son lentas. Esto implicaría que nuestro sujeto saldría movido y sin nitidez. Es cuando se suele utilizar la técnica del barrido.

Probando Técnicas de Enfoque en Movimiento: El Barrido

Para conseguir resultados óptimos con la técnica del barrido hay que disparar una ráfaga mientras enfocamos y realizamos un seguimiento a la misma velocidad que nuestro sujeto.
Esta técnica consiste en disparar una serie de fotografías a unas velocidades de obturación lentas, acompañando el movimiento de nuestro sujeto con nuestra cámara, a la vez que presionamos el botón de enfoque, con el fin de que éste salga nítido, y el fondo movido.

Lo normal es que la mayoría de fotografías salgan borrosas o poco nítidas, obteniendo una o dos correctas. La mayor dificultad reside en la sincronización de nuestro movimiento con respecto a nuestro sujeto, la cual se consigue con la práctica.

Los Puntos de Enfoque, Esenciales a la Hora de Enfocar

Cada vez tenemos más puntos de enfoque, pudiendo seleccionar el que más cerca se encuentre de nuestro sujeto sin tener que reencuadrar.

Los modos de enfoque están directamente relacionados con los puntos de enfoque de la cámara. Los puntos de enfoque son una serie de cuadrados que podemos ver a través de nuestro visor y que utilizamos para enfocar. Por defecto, el punto de enfoque seleccionado está en el centro, de manera que para enfocar un objeto tenemos que situarlo justo encima y pulsar el botón. Sin embargo, con el paso del tiempo, las cámaras disponen de más puntos de enfoque, de manera que podemos seleccionar el punto más próximo a lo que queremos enfocar sin tener que re encuadrar.

Cuando realizamos fotografía de seguimiento, es fundamental poder seleccionar el punto de enfoque que mejor nos venga con el fin de no tener que reencuadrar (ya que sería imposible conseguir la fotografía). Por ejemplo, si yo estoy fotografiando a un deportista en movimiento y tengo seleccionado el punto de enfoque central, nuestro sujeto saldrá siempre centrado. Si selecciono un punto de enfoque en la parte izquierda del encuadre, mi sujeto aparecerá en la parte izquierda.

Si utilizamos el modo de enfoque AI One Shot, tendríamos que estar enfocando con cada movimiento.

¿Y Si Separamos el Enfoque del Disparo?

Hay cámaras en las que podemos disociar el botón del enfoque del botón de disparo.

Todo el rato estoy hablando de que hay que presionar hasta la mitad el botón de disparo para que la cámara trate de enfocar, y presionarlo para fotografiar. La verdad es que me imagino estar una hora o más haciendo este tipo de fotografía de esta manera y creo que acabaría con el dedo machacado de tanta tensión, ¿no creéis?

Pero no pasa nada porque hay una solución, disociar el botón de enfoque del botón de disparo. De esta manera, tendremos un botón exclusivamente para enfocar, y otro botón para disparar. Esto supone una ventaja increíble, ya que mantendremos pulsado el botón del enfoque siempre que queramos enfocar, soltándolo cuando nuestro sujeto esté quieto (y nosotros también), y pulsando el botón de disparo las veces que queramos, sabiendo que nuestro sujeto seguirá enfocado.

En el ejemplo del deportista, pulsaremos el botón de enfoque para realizar el seguimiento y pulsaremos el de disparo durante una jugada concreta.

Ésta es la buena noticia, la mala es que no todas las cámaras permiten esta opción, así que si te interesa esta opción asegúrate de que la tiene antes de comprártela.

La Cosa se Complica. Configurando la Sensibilidad de Seguimiento

En Canon existe una serie de configuraciones en función de cada caso, donde podemos especificar la sensibilidad de seguimiento, si el sujeto acelera o decelera más o menos y si queremos que el enfoque se mantenga a pesar de que un objeto se cruce en nuestro encuadre.

Conforme avanza la tecnología las cámaras permiten una mayor configuración, y el modo AI Servo no lo es menos. A la hora de realizar un seguimiento pueden surgir distintas situaciones, además, no todos los movimientos son iguales.

Uno de los parámetros que podemos configurar es si queremos dar más prioridad al enfoque o a la velocidad de disparo. Como decía anteriormente, el modo AI Servo se suele utilizar con el modo ráfaga, por lo que podemos dar una prioridad distinta a la primera imagen que a la segunda.

Por ejemplo, en la primera fotografía podemos decirle a la cámara que no dispare hasta que nuestro sujeto esté enfocado. Y que a partir de la segunda dé más prioridad a la velocidad, puesto que consideramos que una vez enfocado el sujeto, éste seguirá enfocado en el resto de fotografías.

Podemos decirle a la cámara si tiene que dar más prioridad al enfoque o a la velocidad de disparo a partir del segundo disparo en ráfaga.

Otros aspectos configurables pueden ser la sensibilidad que tiene que tener la cámara a la hora de mantener el enfoque sobre un sujeto en función de la velocidad que tenga, y del tipo de movimiento que haga. Por ejemplo, para un ave con un vuelo constante el enfoque es menos sensible que un pájaro que realiza movimientos rápidos en distintas direcciones.

Esta sensibilidad puede ser mayor o menor dependiendo de si queremos que el enfoque se desvíe cuando un objeto se antepone al sujeto que estamos siguiendo, o si queremos que se mantenga. Imaginar que estamos realizando un seguimiento a un ave y de repente se cruza otra, por lo que el enfoque debería de quedarse con la primera. O sin embargo, queremos enfocar al sujeto más cercano, por lo que el enfoque debería cambiar cada vez que un ave se anteponga a nuestro sujeto.

Hay acciones que suceden tan rápido que es imposible enfocarlas mientras suceden, por lo podemos pre enfocar y disparar cuando suceda, o enfocar otro elemento que se mueva más lento. Es imposible seguir el movimiento de una pelota, pero más sencillo enfocar al tenista.

Muchas veces echamos la culpa a nuestro equipo por no haber conseguido la fotografía, pero la mayoría de las veces el problema es la incorrecta configuración de nuestra cámara. Un buen conocimiento de todas sus funcionalidades y su correcta configuración nos puede facilitar el trabajo.